Modelo Educativo - Universidad Técnica Federico Santa María

Proceso de Enseñanza - Aprendizaje

El modelo constructivista, que orienta el proceso de formación profesional en la USM, declara la prevalencia de procesos activos en la construcción del conocimiento, entendiendo al aprendiz como el protagonista de éste. Es una construcción propia, que se produce a diario como resultado de la interacción tanto de factores o aspectos cognitivos y sociales del comportamiento. Este proceso de construcción conceptual depende de los conocimientos previos que se tenga sobre la nueva información, actividad o tarea a resolver, y de la actividad externa o interna -situación de aprendizaje- que el estudiante realice al respecto. En efecto, las ideas claves en torno a este modelo reconocen que:

  • El estudiante es el protagonista y responsable de su proceso de aprendizaje. Es él quien construye o reconstruye los saberes, siendo un sujeto activo cuando explora, descubre, opera o inventa. Este aprendizaje se construye en el plano personal desde el momento que se acerca, progresiva y comprensivamente, a lo que significan y representan los contenidos curriculares como saberes.
  • La revalorización del rol docente, no solo en sus funciones de guía o facilitador del aprendizaje, sino 17 como mediador del mismo, enfatizando el papel de la ayuda pedagógica que presta reguladamente al estudiante. Su función principal es conectar los procesos de construcción del conocimiento de cada estudiante con el saber colectivo culturalmente organizado. El rol docente no se restringe a la creación de las condiciones óptimas para que el alumno despliegue una actividad mental constructiva, sino que debe orientar y guiar, explícitamente y deliberadamente dicha actividad.
  • Es importante identificar y atender a la multiplicidad de necesidades, intereses y motivaciones de los estudiantes, en relación con el proceso de enseñanza-aprendizaje, siendo necesaria la permanente retroalimentación y replanteamiento de los contenidos curriculares, en función de que los estudiantes aprendan a aprender sobre contenidos significativos, favoreciendo la meta cognición.
  • La importancia de la existencia de diversos tipos y estilos de aprendizaje, considerando en esta integración a factores sociales, intelectuales y afectivos.

Teniendo en cuenta esto y a fin de favorecer el aprendizaje permanente -en el que es indispensable la reflexión crítica-, que contribuya a la construcción del nuevo conocimiento a través de la actividad individual y social, el Modelo Pedagógico busca desarrollar en los estudiantes la capacidad de aprendizaje autónomo, que promueva la autorregulación y favorezca la resolución de problemas en un contexto de cambio permanente.